birmania-170614.jpg

Se ha difundido la triste noticia de que las tropas birmanas han abierto el fuego otra vez. En efecto, un leñador de Bangladesh resultó herido recientemente en Naikhyangchhari de Bandarban por la Guardia Policial Fronteriza de Myanmar, mientras que las autoridades competentes de ambas naciones se encontraban reunidas para efectuar tratativas para poner fin a los incidentes fronterizos. El hachero fue herido en la parte baja de su cintura y fue conducido rápidamente al hospital Cox’s Bazar Sadar. El herido era Dil Mohammad, habitante del pueblo de Ashartali. Las autoridades del hospital declararon que el paciente no estaba fuera de peligro y que se encontraba en el departamento de cirugía.

Mientras tanto, se desarrolló una reunión de tres días entre la guardia fronteriza de Bangladesh y su homóloga de Myanmar en la ciudad birmana de Nay Pyi Taw. Los representantes de Bangladesh propusieron seis puntos a tratar, entre ellos, la cuestión de los disparos en la frontera, el asesinato de miembros de la autoridad fronteriza de ese país y el tráfico de drogas.
Myanmar, por su parte, le reclama a Bangladesh tomar medidas para contener los ataques de grupos armados, especialmente los de la RSO (Rohingya Solidarity Organisation).

Se trata de un grupo insurgente proveniente del estado birmano de Arakan, que hace peligrar la estabilidad en las buenas relaciones entre los países de la región, por los continuos ataques en las zonas fronterizas que separan a ambos países. Bangladesh entregó una lista de 40 fábricas improvisadas de la droga estimulante ya ba (originaria de Tailandia) ubicadas en Birmania, a lo largo de la frontera con aquel país. El problema es que producen grandes cantidades de esa droga con el fin de contrabandearlas hacia Bangladesh.

Ambos países acordaron combatir el accionar de los grupos armados que actúan en las zonas fronterizas, tratando de mantener un fluido contacto entre ambas fuerzas armadas para coordinar su accionar.

Vía: The Dailly Star
Imagen: Il Faro sul Mondo