birmania-180614.jpg

Más de una vez hemos mencionado en este mismo sitio que fuera de la presencia del actual Presidente de Birmania, Thein Sein, la otra gran protagonista de la llegada de la democracia al país es Aung San Suu Kyi. Sin embargo, la que parecía ser una de las grandes candidatas a suceder al propio Sein en las próximas elecciones nacionales, finalmente no podrá estar presente en la cita.

El caso es que en estas horas, un comité parlamentario de Birmania, al que se ha vinculado en los últimos tiempos con el Gobierno actual del país, ha determinado que seguirá vigente la polémica cláusula constitucional que impide que la Premio Nobel de la Paz se presente a Presidente en los próximos comicios nacionales, teniendo en cuenta además que se ha transformado en una de las preferidas de sus ciudadanos.

Hay que destacar que el veto que rige sobre Aung San Suu Kyi tiene que ver con que existe en Birmania una disposición legal que anula a cualquiera que esté casado con un extranjero a liderar los destinos de la nación. Y lo mismo va para quienes tengan hijos nacidos en otros países, una verdadera ridiculez que de alguna forma demuestra que si bien Birmania tiene democracia, la misma se encuentra completamente atrasada.

Hay que recordar, entonces, que el fallecido esposo de Aung San Suu Kyi era británico, como los son sus dos hijos; y ella misma es una de las grandes personalidades nacionales que siempre ha insistido en que esta ley debe ser modificada, más allá de que le ayuda especialmente a su intención. Además, todo esto se produce en momentos en los que la actual Constitución de Birmania se encuentra bajo revisión. Una revisión que, a la vista de los resultados, deberá ser muy profunda.

Vía: Caracol
Imagen: Uruknet