36.jpg
La serpiente birmana es un reptil que ha sorprendido a los investigadores por su inteligencia. Pues un grupo de estudiosos que se han tomado el trabajo de llevar a cabo investigaciones sobre esta especie descubrió que la serpiente de Birmania es capaz de encontrar el camino de regreso a su hábitat.

De esta manera, los investigadores pudieron dar cuenta del suceso al poner un GPS en una docena de estos ejemplares y así pudieron corroborar que las pitones de Birmania viajaron 36 kilómetros para regresar a su hábitat natural.

En este sentido, a través de la investigación fue posible determinar que la serpiente pitón de Birmania cuenta con un excelente sentido de la orientación, el cual le permite regresar a su hogar donde sea que se encuentre, hecho que las asemeja a las tortugas marinas, únicos reptiles que tenían sentido de orientación por el uso de un “mapa magnético” de la Tierra.

En el momento de llevar adelante la investigación, los estudiosos quedaron sorprendidos al observar la rapidez con la que los reptiles viajaron de regreso a su hábitat natural, realizando un recorrido de aproximadamente 36 kilómetros desde el punto en que las habían dejado.

Vía: La Tercera
Imagen: Veo Verde