birmania280813.jpg

En medio de las nuevas oleadas de violencia producidas entre integrantes de las comunidades musulmanas y budistas, las autoridades de Birmania han anunciado que unos miembros de la Policía tailandesa buscan a 37 inmigrantes de la etnia rohingya, pertenecientes a la primera agrupación religiosa, que se han escapado de un centro de detención en aquel país.

Hay que destacar, en este sentido, que estas personas pertenecientes como decíamos a esta minoría musulmana de Birmania, permanecían recluidas en Birmania luego de haber sido encerradas el pasado fin de semana por las autoridades locales, y se hallaban en un centro de detención de Klongwan, en la provincia de Phangnga.

Como explican los medios locales, estos detenidos “aprovecharon que los guardias se quedaron dormidos para saltar las verjas” y fugarse, de modo que son los primeros que lo logran, dejando de lado las lamentables condiciones de vida que existen en estas prisiones, y que ya fueron denunciadas por la organización Human Right Watch.

Hay que destacar, de la misma forma, que hasta donde se sabe, dado que los informes de la Policía tailandesa son obviamente ocultados, al menos unas ocho personas pertenecientes a esta etnia han fallecido como consecuencia de las terribles condiciones de la cárcel, dada la falta de higiene y alimentos que allí les afecta.

Vía: Terra
Imagen: Totally Cool Pix