puente-de-ava.jpg

Entre todas las construcciones interesantes que podemos encontrar en Myanmar si visitamos este país en la actualidad, tenemos que saber que muchas de ellas se encuentran directamente relacionas con la religión, pero si no te interesa demasiado este tipo de recorridos, una de las que no debes perderte, es evidentemente el puente de Ava.

En concreto, se trata de uno de los puentes más importantes de la antigua Birmania, de tipo voladizo, y que une las zonas de Ava y Sagaing, ambas pertenecientes al municipio de Mandalay, uno de los más importantes del país, siendo construido el mismo en el año 1934, y conservándose casi en perfecto estado hasta estos días.

De hecho, si bien el puente fue destruido por el ejército en retirada británica durante la Segunda Guerra Mundial, se lo restauró en 1954, una vez lograda la independencia del país, en una década en la que se levantaron muchas de las principales construcciones en toda la nación, aunque por entonces, seguía tratándose del único puente de este tipo.

Incluso, la trascendencia del puente de Ava se encontró relacionada también con el hecho de que era la única forma de poder atravesar el río Irrawaddy hasta tiempos recientes, cuando se emprendió un plan de construcción de puentes y obras similares, lo que derivó en la inauguración del “Nuevo puente de Irrawaddy”.

Vía: Cuenta Viajes
Imagen: Mochileros