31.jpeg
En muchos países la unión entre personas del mismo sexo ya es una forma legal. Sin embargo, en países como Birmania, con una cultura más rígida, este tipo de elecciones no son aún aceptadas ante la ley, por lo que llevar a cabo una ceremonia no puede hacerse de manera legal.

Sin embargo, ante la negativa legal, una pareja homosexual decidió unirse en matrimonio simbólicamente en una particular ceremonia pública en Rangún, una novedad para los oriundos.

De esta forma, los jóvenes Tin Ko Ko y Myo Min Htet, realizaron el común intercambio de alianzas el pasado domingo en una ceremonia en un lujoso hotel de la capital birmana, en un país que recientemente comenzó a despegarse de una dictadura militar, importantes restricciones económicas en cuanto a la apertura al mercado mundial y donde la religión es un factor fundamental y muy representativo.

En este sentido, si bien se trató de una boda no reconocida ante la ley ni la religión, sí destacó por hacerse de la misma forma que lo hacen las tradiciones birmanas.

En este contexto, cabe destacar que la pareja trabaja junta en un grupo de defensa de los derechos humanos y viven juntos hace diez años y desde entonces, es la primera vez que hacen pública su relación.

Finalmente, es interesante tener en cuenta que si bien la Ley birmana prohíbe la unión legal de dos personas del mismo sexo, no hay restricciones que se apliquen actualmente, aunque si los activistas están atentos a las posibles discriminaciones que hayan ante esta nueva comunidad emergente.

Vía: Noticias Terra
Imagen: Zinforma