birmania140114.jpg

A pesar del boom turístico, la postal es repetida. Los turistas caminan por la playa casi vacía frente a la bahía del Bengala Resort en la Ngwe Saung Beach, ubicada en Ayeyarwady. El caso es que, a pesar del rápido desarrollo en la preparación para los Juegos de Asia del Sudeste y el auge del turismo que ocurre en todo el país, se trata de uno de los sitios de alojamiento que menos éxito han tenido en las últimas semanas.

Aunque la extensión de playa tiene casi 10 millas llenas de resorts de lujo y bungalows con precios que van desde desde económicos hasta muy costosos, muchas de estas habitaciones han quedado vacías con sólo un número minúsculo de los turistas disfrutando de la belleza virgen de Ngwe Saung tiene para ofrecer, situación que ha llamado la atención de todos los encargados de esta industria en la zona.

De acuerdo a los desplazados y residentes de la región Ayeyarwady y las organizaciones de noticias, no se entiende demasiado por qué los viajeros no se fijan en los complejos hoteleros de la zona, incluso cuando se utilizaron para ello tierras del Estado desde el año 2000.

En cualquier caso, sucede que la extrañeza de todos los que tienen que ver con este tipo de alojamientos están experimentando llenos históricos a los que nadie estaba acostumbrado dentro del territorio de Birmania, y no hablamos de sus principales centros turísticos, sino también de ciudades que desde la apertura del país se han colocado como destinos de viajeros de todo el mundo.

Vía: Google
Imagen: Trip Advisor