birmania020114.JPG

Ya todos conocemos las atracciones bellísimas que poseen lugares tan famosos como Londres, París, Berlín, Ámsterdam, etc, gracias a la fama que se han ganado a través de los años con los visitantes que han llegado hasta allí, y con el énfasis que le dan a dichos lugares las agencias de viajes y demás.

Sin embargo, es una lástima que lugares realmente tan hermosos por ejemplo del continente asiático no sean tan visitados, ya que se trata verdaderamente de sitios de extremada belleza, y de paisajes únicos en el mundo. Este es el caso de “El Inle”, un lago de agua dulce situado en las montañas del Estado Shan, al este de Birmania.

Se trata del segundo lago en cuanto a su extensión de todo el país, y uno de los más altos del mismo, con una superficie que ronda las 12.000 hectáreas y los 500 km2, representando obviamente uno de los principales destinos turísticos de la nueva Myanmar. La profundidad del mismo por supuesto varía según la estación en la que se encuentre el país, pero aproximadamente llega a los 2,10 metros en estación seca, y algo más de 4 metros en estación de lluvias.

Hay que decir que este lago cuenta con una gran variedad de especies propias, entre ellas más de 20 de gasterópodos, y 9 tipos de peces. El lago es aprovechado y cultivado, y además sus aguas forman canales entre las zonas de cultivo; se han hecho muy famosos los jardines del mismo y las casas flotantes, generando incluso un fuerte mercado flotante latente.

Vía: Manbos
Imagen: TOAssociati