31.jpg
Tal día como hoy, aunque en el año 2008, Birmania, oficialmente República de Myanmar, sufría las consecuencias de uno de los ciclones más famosos del mundo, y además, el más prominente jamás dado en esa región. Para comenzar, es preciso destacar algunas particularidades del clima birmano.

El clima de Birmania es tropical caluroso, con un promedio térmico de unos 25ºC. Las lluvias monzónicas se producen entre los meses de mayo y octubre, provocando abundantes y generosas precipitaciones que suelen provocar fuertes inundaciones. Este clima está en el origen de su exuberante vegetación y en el dominio de la selva en gran parte del territorio. La explotación abusiva de la madera ha provocado una deforestación impresionante en más de las dos terceras partes de su territorio.

En este sentido, el Ciclón Nargis se formó en el Golfo de Bengala el veintisiete de abril del año 2008, se trataba de un ciclón tropical de la temporada de ciclones del océano Índico de 2008, que en un principio se había mantenido débil y de desplazamientos lentos, pero que encontró las condiciones favorables para intensificarse toca, un día como hoy del mismo año, las costas de Birmania.

El ciclón, que tenía una velocidad máxima de 215 kilómetros por hora, generó una ola gigante que entró hasta 35 kilómetros en tierra firme arrasando cuanto encontraba a su paso. El daño fue severo, alrededor de cien mil personas fallecieron y cuarenta mil quedaron en situación de desaparecidas, además 75% de los edificios colapsaron, según informó la prensa local.

Vía: El Siglo de Torreón
Imagen: Taringa