birmania-100614.jpg

Más de una vez habíamos mencionado en los últimos que buena parte de la apertura que Birmania está teniendo para con otros países del planeta, tiene que ver con la llegada de sus fábricas y establecimientos. Si hace algunos meses fue el caso de Coca-Cola como el más paradigmático de todos ellos, tampoco podemos dejar de tener en cuenta otros, como el más reciente de GAP.

En concreto, una de las más reconocidas compañías estadounidenses de moda, ha anunciado en las últimas horas que posee planes para “vender ropa hecha en Birmania”. Es decir, que su idea además de comenzar a comercializar sus productos dentro de este territorio del sudeste asiático, tiene que ver también con poder brindar un trabajo a muchos de los habitantes locales, que de esta forma se verían recompensados con su llegada.

En tal sentido, no podríamos dejar de destacar que la llegada de GAP supone un paso más en las constantes pruebas que debe pasar Birmania en su intención de mostrar una buena apertura tres años después de superado el aislamiento de más de medio siglo. El caso de GAP es muy distinto al de Coca Cola, por caso, debido a que esta firma es considerada “el primer negocio minorista de Estados Unidos en incursionar” en estas tierras.

Más allá de eso, y aunque aún no está del todo claro el modo en el que las fabricas locales comenzarán a funcionar en Birmania, sí es un hecho que la empresa posee dos nuevas empresas que acaba de adquirir en la zona de Rangún. En términos generales, que las novedades económicas y políticas están abriendo el país al mundo de la forma en la que se esperaba tras los gobiernos militares de la segunda mitad del siglo pasado.

Vía: Entorno Inteligente
Imagen: SCMP