birmania-090714.jpg

Como siempre, un noble gesto realizó el pasado día domingo el líder espiritual del budismo, el Dalai Lama, quién llamó a finalizar inmediatamente los asesinatos en nombre de la religión, así como también solicitó que se acaben los homicidios de musulmanes a manos de budistas en Birmania y Sri Lanka, a los cuales señaló de “totalmente inaceptables”.

Además, dirigió unas palabras a los fieles budistas, a quienes les aconsejó que antes de cometer semejantes actos de violencia piensen en Buda, quién pregona siempre el amor y la compasión. Aseguró también que si Buda se encuentra allí, seguramente defenderá a los musulmanes que sean atacados por los budistas.

El líder espiritual aprovechó la ocasión, ya que cumplió ni más ni menos que 79 años de edad, para dejar en claro sus pensamientos acerca de muchos temas. Para celebrar dicho suceso realizó un acto en la localidad de Kalachara, al cual asistieron 120.000 personas, entre las cuales se destacó, por ejemplo, la presencia del actor estadounidense Richard Gere, quién hace tiempo ya es sabido es budista. Es importante destacar además que los actos de celebración no han finalizado aún, sino que continuarán durante las próximas dos semanas.

Lamentablemente, a lo largo de los últimos meses centenares de personas han muerto en enfrentamientos entre musulmanes y budistas tanto en Birmania como en Sri Lanka. Hace dos semanas atrás, luego de una disputa, resultaron muertas dos personas en Mandalay, motivo por el cual las autoridades de la ciudad no tuvieron más remedio que declarar el toque de queda.

Birmania es víctima de estos enfrentamientos desde el mes de Junio de 2012, desde dicha fecha hasta ahora, mas de 200 personas han muerto, tratándose en su mayoría de miembros de la minoritaria comunidad musulmana.

Vía: Europa Press
Imagen: Collective Evolution