birmania-120714.jpg

Esto sí que es realmente increíble. Lo que van a leer a continuación, si bien a más de uno puede resultarle justo, o al menos parecerle que algún castigo tenía que haber, para muchos otros esto significará algo difícil de creer, sobre todo si están acostumbrados a vivir en países en donde los periodistas pueden decir lo que se les ocurra, incluso ensuciando a cualquier persona, y que esto pase totalmente desapercibido para la justicia.

Al parecer sucedió recientemente en Birmania, un país que como todos sabemos hace tiempo que no logra vivir en paz, sucediéndose desde hace mas de dos años sangrientos enfrentamientos a diario entre grupos de personas de diferentes religiones y demás.

Lo que ocurrió fue que cuatro periodistas junto con el director de un periódico se atrevieron a publicar en sus diarios información supuestamente falsa, acerca de una fábrica de armamento químico propiedad del Estado de aquel país. Por supuesto que lo que nunca imaginó ninguno de estos cinco personajes fue que todo terminaría como terminó.

Por supuesto que a las autoridades del país la noticia no les cayó para nada bien, por lo que iniciaron acciones legales contra los cinco periodistas, quienes fueron encontrados culpables por un tribunal de Pakokku, un pueblo del centro del país, y por ende sufriendo una condena de ni más ni menos que diez años de trabajos forzados.

Es importante mencionar que los acusados pertenecen al semanario “Unity Weekly News”, así como también que la libertad de prensa en Birmania no es absoluta, ya que desde el año 2011 que el gobierno ha realizado algunas reformas importantes en el tema, debido a la inestable situación que se vive en el país desde todos los aspectos posibles.

Vía: Europa Press
Imagen: RTVE