birmania-140714.jpg

Birmania es ya hoy uno de los más visitados destinos turísticos en el mundo. Esto se debe a que ya han pasado tres años desde las sanciones de naturaleza turística que los países europeos le impusieran. Este destino es uno de los más visitados del Asia y según las autoridades turísticas del país, esta actividad se ha transformado en una de las más rentables del país ya que el turismo genera una de las mayores ganancias para las arcas del estado birmano. Se espera que en este año 2014 se reciban a tres millones de turistas.

Esta cifra es altísima si se tiene en cuenta que entes de 2011 apenas 800.000 turistas visitaban Birmania cada año. El cambio se debe a las reformas liberales que el país está emprendiendo, lo que ayuda a crear en los visitantes el gusto por conocer al país. Los números explican el crecimiento por sí solos. En 2013, la facturación bruta de la industria del turismo alcanzó $ 926 millones de dólares, un aumento del 130 por ciento con respecto al año 2012.

Para el año que viene, Birmania aspira a elevar el número de visitantes a más de cinco millones. El país asiático cuenta con variedad de paisajes y encantos. Desde montañas cubiertas de nieve hasta playas de primer nivel en el suroeste, pasando por una llanura que se extiende por toda el área central. Los vaivenes políticos hicieron que el turismo se olvidara de Birmania en los últimos 50 años.

Esta tendencia se está revirtiendo ahora a gran velocidad. Birmania ha sido descubierta por el mundo en estos últimos años por haberse cerrado sobre sí misma debido a sus gobiernos autoritarios y antidemocráticos. Los nuevos vientos harán que goce de nuevas perspectivas. Un ejemplo de este promisorio futuro son las veintidós nuevas rutas aéreas abiertas sólo en los últimos tres años, lo que ha acercado al país al resto del mundo.

Vía: Solar News
Imagen: Russian Woman