36.jpg
Viajar a Birmania puede resultar una experiencia única, pero pensar más allá de la estadía en el traslado hasta el país, cuyo nombre oficial es Myanmar, hará de este viaje único, una experiencia inolvidable que los turistas recomendarán indudablemente.

En este sentido, los turistas contarán con una nueva opción para disfrutar al máximo su período vacacional. Se trata de la oportunidad de viajar de una manera diferente disfrutando del comienzo del viaje en un crucero por las aguas del río Bagán que lo trasladará hasta Mandalay, a unos 180 kilómetros al norte.

De esta manera, la tranquila corriente de allí, le proporcionará la oportunidad de descubrir un país que viene de experimentar su primavera árabe, aquella que le llevó a la libertad, o al menos, la dirigió hacia ella, tras padecer más de veinte años de control por parte de un gobierno militar.

El visitante quedará fascinado con este país que destaca por encontrarse en constante desarrollo, una tierra amada y admirada por todos quienes la visitan. Así, alejados de la vorágine de las grandes ciudades podrá disfrutar de all’Ayeyarwady o de los antiguos templos de Bagan. Además, lo bueno del país, es que podrá gastar mucho menos dinero de lo que piensa para descubrir este magnífico rincón maravilloso del mundo.

Vía: liliga.com
Imagen: Travel Xperience