34.jpg
Luego de estar años cerrada al mercado exterior debido a la dictadura que atravesaba, Birmania logra abrirse al resto del mundo. Hace poco tiempo, los primeros cambios comenzaron a mostrarse, como ser la entrada de la multinacional Coca Cola o el uso de las tarjetas de crédito internacionales.

Hoy, Birmania sigue abriéndose al mundo para muchos inversores extranjeros de modo que sea posible dar un lugar a las empresas internacionales que quieran expandirse en este rincón del mundo.

Cabe destacar que Birmania había sufrido una gran dictadura desde 1962, por lo que recién en marzo del 2011 comenzó a manifestar importantes reformas y cambios impulsadas por su nuevo jefe de Estado Thein Sein.

De esta manera, la apertura democrática y la liberación de presos políticos mostraron una nueva cara de un país que estaba acostumbrándose a vivir bajo la opresión de una economía completamente cerrada.

Con el paso del tiempo, las sanciones occidentales contra el país fueron levantándose lo que le permitió a Birmania abrirse al mercado con inversiones locales y extranjeras que poco a poco fueron multiplicándose.

Vía: Noticias Terra
Imagen: Es Global