32.jpg
Una araña a punto de atacar a su víctima, más precisamente una avispa atrapada en su red, fue encontrada petrificada en Birmania detenidos en el tiempo gracias al ámbar. Se trata de un hallazgo atípico que despertó la curiosidad de todos los investigadores.

En este sentido, la araña de aproximadamente cien millones de años fue encontrada en un ámbar en el Valle de Hukawng. El descubrimiento es un fósil que según las investigaciones se remonta al período Cretáceo, y según los datos aportados por el equipo científico se trataría de un fósil que se remonta de entre 97 y 100 millones de años.

Pues ciertamente, el ámbar pone al descubierto uno de los ejemplos más añejos del comportamiento social de los arácnidos, puesto que el ámbar no solo contiene a su presa, sino también a otra araña macho.

De esta manera, cabe destacar que en el ámbar es posible apreciar una avispa atrapada en la red de la araña y a ésta con las intenciones de alimentarse del insecto, cuando éste cayó de un árbol sobre la red de la araña.

Por otro lado, es pertinente destacar que las arañas son de los más antiguos invertebrados, por lo que los investigadores calculan que el origen de esta especie se remonta hace 200 millones de años atrás, aunque el fósil más antiguo que se conocía tenía solo 130 millones de años.

Vía: Generacción
Imagen: Es realidad