38.jpg
Birmania es una tierra con un sinfín de leyendas. Lo atractivo de una visita a este rico país no solo tiene que ver con apreciar sus impresionantes paisajes, sino también con conocer algunas de sus más interesantes curiosidades. Por eso, en esta oportunidad les comentaremos sobre algunas de ellas.

Como sabemos, Birmania es un territorio con una comunidad muy practicante de su religión, por lo que cuenta con cientos de pagodas. Lo curioso, es que pese al culto sagrado que representan, en algunas pagodas se puede sacar dinero, puesto que cuentan con cajero automático.

Además, considerando que en algunas está prohibido entrar calzados, muchos han sabido hacer de eso un negocio, por lo que hay niños vendiendo bolsas de plástico para los zapatos de los turistas, mientras que también hay vendedoras de pájaros, para que los turistas puedan hacer su ofrenda a Buda soltando el ave.

Así y todo con estas particularidades, las pagodas de Birmania siguen siendo una visita obligada. De hecho, el complejo religioso de Shwedagon con una estupa de cien metros de alto recubierta en baño de oro, es uno de los sitios más espectaculares para conocer.

Allí, los viajeros podrán apreciar un paisaje sagrado, comenzando por la imponencia de la estructura y sin dejar de lado a los monjes con sus largas túnicas que forman parte de este escenario sagrado, descalzos y en ocasiones con sandalias, caminan de lado a lado mostrando la autenticidad de un país profundamente religioso.

Vía: El Viajero
Imagen: Myanmar Tours