birmania-200514.jpg

Una terrible noticia, de esas que impactan ya no a una sino a dos sociedades enteras, se ha producido en las últimas horas, cuando las autoridades de Birmania anunciaron el caso de dos contratistas chinos que fueron secuestrados luego de cumplir su horario de trabajo dentro de una empresa minera de cobre, por motivos que hasta el momento se desconocen.

Los hombres, que afortunadamente fueron liberados algunas horas más tarde, sin saberse aún si debieron pagar algún monto para que el secuestro finalice sin mayores inconvenientes, forman parte del staff en Myanmar de la famosa empresa de origen chino “China Wanbao”. De acuerdo a los rumores, habrían sido secuestrados ni más ni menos que por activistas en Latpadaungtaung, donde la firma lleva adelante algunos de sus proyectos.

Estas personas, que fueron liberadas en la noche de ayer lunes, no quisieron relatar en un primer momento ante los investigadores el maltrato al que fueron sometidas, aunque se espera que a lo largo de esta semana, o a más tardar la semana que viene, puedan explicar todo lo acontecido a las autoridades para que éstas den con los culpables, y se eviten más casos que puedan poner en riesgo las inversiones chinas en el país.

De hecho, algunas filtraciones indican que la liberación de los contratistas se produjo recién cuando la empresa para la que trabajan estuvo al mando de las negociaciones con los secuestrados. Si consideramos que China es uno de los principales inversores en el actual territorio de Myanmar, podemos darnos una idea de hasta qué punto ha sido grave lo sucedido.

Via: Business Standard
Imagen: Yahoo