birmania-080514.jpg

El mundo actual es sumamente diverso en relación con la aceptación de las parejas homosexuales y la homosexualidad en sí misma, y mientras tenemos algunos países -cada vez más- en los que las uniones civiles entre personas del mismo sexo se encuentran aceptadas, también en otros sucede lo contrario. Birmania no es exactamente el paraíso a la hora de estos casamientos, y por eso no podemos dejar de repasar lo que ha sucedido por estos días.

Sucede que una pareja local, concretamente la conformada por Tin Ko Ko y Myo Min Htet, ha decidido desafiar todos los cánones de la cultura local, al punto de haber alquilado la habitación de un hotel y su salón principal para llevar allí dentro, adelante, la ceremonia de casamiento que tanto tiempo habían esperado.

Obviamente, si pensamos que Birmania es un país que en términos relativos recién está saliendo de más de medio siglo de dictadura militar, el casamiento entre dos personas del mismo sexo es una muestra más de los cambios que se vienen en términos culturales. Otro hecho destacable es que estas dos personas se han casado siguiendo adelante con todos los rituales que realizan las parejas tradicionales, en una muestra de igualdad evidente.

“Me siento feliz de que mi familia haya aceptado esta unión con la persona que amo”, fueron las palabras del primero de ellos, indicando que, como era de esperar, tuvieron que pasar por muchísimas dificultades para poder llegar a este punto de felicidad, que arriba dos años después de la primera marcha por el “orgullo gay” que se desarrolló en Birmania en su historia.

Vía: SDP Noticias
Imagen: WSJ