35.jpg

Uno de los lugares que merece una especial atención es el increíble y curioso Lago Inle, es uno de los atractivos más interesantes para los turistas de Birmania. Se trata de una comunidad que vive en casas flotantes y conforme a las costumbres que fueron desarrollando con el tiempo, sobreviven con un estilo único en un ecosistema muy particular.

El lago se encuentra ubicado en Shan, uno de los estados de Birmania y es considerado como uno de los destinos más concurridos del país. Consta con una extensión de 100 kilómetros de largo y sólo 5 kilómetros de ancho.

Se particularidad yace en que las comunidades que habitan allí se encuentran asentadas en casas flotantes, edificadas con la intención de mantenerse a salvo de las inundaciones que ocurren en la zona.

Sin embargo, no sólo se trata de personas con sus casas en el agua, sino también que con el tiempo se convirtió en un sitio con mercados y otras actividades comunes de los ciudadanos de la región.

Los visitantes pueden encontrarse con la particularidad de las viviendas y también apreciar los jardines que se encuentran en las orillas del lago, navegando entre los pequeños barrios que han formado los denominados “hijos del lago” mayormente de la comunidad Intha.

Los lugareños se encuentran acostumbrados a tal forma de vida, y su medio de transporte son artesanales embarcados y además poseen una extraña modalidad para remar, pues envuelven su pierna y así empujan los remos, una opción elegida ya que es dificultosa la visibilidad por los abundantes juncos y plantas flotantes que habitan en el lago si tuvieran que remar sentados.

Imagen: Foto Paises