birmania17.jpg

Según informa en la últimas horas la prensa nacional local, un grupo de herederos del último rey birmano, Thíbaw Min, han llevado adelante un reclamo formal a las actuales autoridades del Reino Unido, para la devolución de los tesoros que le fueron arrebatados a su antecesor familiar, aunque por ahora no han tenido una respuesta al respecto.

De hecho, se informa que estas personas reclaman parte de los bienes incautados por el poder británico que depuso al monarca a finales del siglo XIX, en medio de la tercera guerra declarada por los británicos para completar la anexión de Birmania, que terminó con el reinado -de terror, es cierto- de este monarca.

Ahora, uno de sus bisnietos, U Soe Win, ha iniciado los trámites que en principio le permitirán crear una fundación que luego le ofrezca la posibilidad de apelar ante una corte internacional por los tesoros de su antecesor, que según sus cuentas ascienden actualmente a millones de dólares, en joyas y otros elementos preciosos.

“Tenemos un listado con todos los bienes. Solicitaremos al Gobierno (birmano) que los reclame a los británicos. Esto es lo que planeamos hacer ahora. De todos modos hay que distinguir las joyas del Estado de las que pertenecerían a la familia real”, explica la causa al respecto, que mantiene en vilo a todos en el país.

Vía e imagen: El Mundo