31.jpg
Navegar por Myanmar es una oportunidad que los viajeros deben aprovechar, puesto que se trata de un exclusivo paseo que solo se puede realizar cuatro veces al año, más precisamente el 1, 15, 29 de agosto y 12 de Septiembre, tras la temporada de lluvias, cuando el río va crecido y el nivel de las aguas permite acceder a un paraje increíble con tres magníficos gargantas de acantilados.

La primera parada que realiza el viaje es en Mandalay, la capital espiritual de Birmania, donde la mayoría de sus habitantes son fieles seguidores de Buda y las impresionantes Pagodas que se han construido en su nombre. Este paseo también incluye visitas al Golden Palace y al Mahamuni Temple, con su impresionante estatua de Buda que los fieles han ido reforzando con láminas de oro.

Luego, arribará en Bhamo, una maravillosa ciudad que se encuentra situada a unos 80km. de la frontera china, donde podrá apreciar paisajes sorprendentes de contraste entre la selva, los bosques y abruptas gargantas rocosas y montañas.

A continuación, regresando al “Road To Mandalay”, río abajo, desembarcará para tomar un tren a través de la frondosa jungla hasta la estación del bosque de Naba, donde trasladado por un elefante, podrá descubrir la bella naturaleza de este paisaje.

Al regresar a la embarcación y en el camino de vuelta, podrá apreciar una de las puestas de sol más bellas del mundo con un fondo de más de dos mil templos del antiguo Bagan, iluminados por el tenue reflejo del sol.

Vía: El Economista
Imagen: Catai