3.jpg
Pindaya, es una de las localidades elegidas por los turistas que buscan un sitio adecuado para relajarse y gozar de la plena tranquilidad que este ofrece.

Pindaya, se caracteriza por ser un pueblo sumamente sereno y pequeño, el cual se situa a las orillas del también muy tranquilo y recomendado Lago Botoloke.

El acceso a la localidad es a través de un camino que tiene inicio en el aeropuerto Heho. En la pequeña ciudad, el turista se puede encontrar con paisajes únicos y paradisíacos que componen el Estado de Shan y hacen de Birmania un sitio sumamente agradable. Pues es interesante también, observar las imágenes de las mujeres de la comunidad trabajando en los campos con sus vestimentas típicas. Y también, a los hombres realizando las tareas mas duras, como el arado de bueyes de agua los arrozales.

Muchos de los turistas que ya se han acercado al pueblo comentan que se trata de un sitio increíblemente hermoso, el cual es recomendado para quienes busquen un momento de tranquilidad, ya que su serenidad transmite la sensación de que el tiempo se detiene sólo para disfrutar de los placeres de la belleza del paisaje.

Asimismo, una de las más visitadas atracciones dentro de Pindaya son las cuevas que contienen estatuas de Buda y durante mucho tiempo fueron templos de veneración. Tales estatuas, se encuentran realizadas en distintos materiales como madera de teca, mármol, alabastro, ladrillo, cemento y laca; la mayoría de ellas ubicadas en los rincones y recovecos de las sinuosas cuevas.

Vía: Siam Trails
Imagen: Zona Inmobiliaria