birmania-230614.jpg

Luego de mucho tiempo y de la insistencia tanto de sus autoridades como de sus ciudadanos, ya es posible decir que Birmania forma parte del Patrimonio Mundial de la UNESCO. Y es que ha logrado el país del sudeste asiático ser inscripto como parte de estos atractivos destacados en todo el mundo a partir de tener las famosas ciudades antiguas de Pyu, que florecieron allá por el año 2000 a.C. y que están entre las preferidas de los viajeros.

Desde luego, como decíamos y al igual que sucede en prácticamente todos los sitios considerados entre los Patrimonio Mundial de la UNESCO, la ciudad de Pyu se ha transformado en un sitio que ningún viajero quiere perderse. Allí podemos encontrar sitios como las ciudades de Halin, Beikthano y Sri Ksetra, que recién han sido excavadas apenas en parte, y que aún tienen que terminar de ser investigadas.

Con sus construcciones en ladrillo, murallas y fosos, Birmania ha logrado luego de mucho tiempo hacerse con un hueco como parte del Patrimonio Mundial de la Humanidad, y por eso es que se esperan celebraciones no muy lejos de estos sitios en las próximas semanas, las cuales incorporarán a muchos de los representantes de la UNESCO que han aprobado su inclusión.

Hay que destacar que además, en la misma sesión de la UNESCO, se decidió agregar al sitio iraní Shahr-i Sokhta, uno de los principales espacios turísticos que podemos encontrarnos en esta parte del mundo; además de otros como un tramo de la Ruta de la Seda, la ciudad de Namhansanseong en Corea, el Gran Canal en China y el pozo Rani-ki-Vav en la India.

Vía: Mundo Deportivo
Imagen: Time of travel turtle