birmania-020714.jpg

El caso del avión desaparecido de Malaysia Airlines ha llamado la atención de todo el mundo en los últimos tiempos, y por eso ahora no podemos dejar de destacar las nuevas investigaciones que señalan que la aeronave podría no haberse estrellado en el Océano Índico, como se creía al principio, sino que en realidad podría haber caído a las aguas que rodean el territorio nacional de Birmania.

En este aspecto, no podemos dejar de destacar que el ciudadano ruso Valentín Degtiariov, ha asegurado en las últimas horas el haber encontrado una serie de rastros del avión del vuelo MH370 de Malaysia Airlines en zonas marítimas cercanas a Birmania. Desde luego, ello podría cambiar completamente la idea de cómo y dónde fue que la nave desapareció, obligando a los especialistas a volver a redactar informes al respecto.

Hay que destacar, en este mismo sentido, que fue esta propia persona la primera que intentó comunicarse directamente con las autoridades de Birmania, pero hasta el momento no cree que se hayan tomado en serio sus informaciones. De todos modos, se asegura que las autoridades de Myanmar investigarán los rumores al respecto, pues ellos mismos se verían involucrados en algunos de los casos.

Por su parte, el protagonista de la historia ha señalado que pudo dar con los restos del avión al repasar todos los mapas y fotografías de satélite de alta resolución tomadas entre el 7 y el 31 de marzo de 2014. allí, durante una revisión de lo que aparecía en Google Earth, tomó nota de que el día 29 de marzo se veían restos de un avión aún flotando en esta zona cercana a Birmania, aunque aún se esperan las investigaciones al respecto.

Vía e imagen: Perú